Mini Mundo Oboe - Música, oboe, educación y otras cosas sin importancia

La colisión

by andresparada 0 Comments

Todos los habitantes sabían que ocurriría, pero nadie pudo hacer nada. Ni siquiera las mentes más brillantes del planeta BR1-CK, más conocido como Brick pudieron evitar que la enorme luna que los había acompañado durante milenios chocase de lleno contra la superficie de su querido mundo, el cual se rompió en mil pedazos.

La comunidad científica, de cualquier forma, no había estado parada durante los últimos cientos de años. Sabiendo que el acontecimiento no podría ser evitado, se apostó por la creación de un nuevo cuerpo de expertas y expertos conocidos como «reconstructores».

Entrenados durante décadas, día y noche bajo condiciones extremas, reconstructoras y reconstructores no dudaron en ponerse a trabajar desde el momento mismo de la colisión. Unas y otros evaluaban lo que veían con increíble rapidez y organizaban todo con precisión y profesionalidad:

Classic of The Week – Semana 43

Allegro (tercer movimiento de «El Invierno») – A. Vivaldi

Caminando sobre hielo y moviéndose con cautela, con pasos lentos, por miedo a caer, girando, resbalando, cayendo, nuevamente caminando sobre hielo y corriendo rápido hasta que el hielo se agrieta y se divide; escuchar a Sirocco, Boreas y todos los vientos en guerra surgir de las puertas cerradas – esto es el invierno, ¡pero también trae alegría!

Versos que acompañan al tercer movimiento de «El Invierno»

Cuando por problemas de asma se decidió enviar a Vivaldi a dar clases de música en La Pietá, liberándolo de la obligación de ofrecer oficios, las musas debieron pellizcarse bien fuerte para comprobar que tanta suerte no podía ser un sueño.

Classic of The Week – Semana 42

March of the Toys (de ‘Babes in Toyland’) – Herbert

En 1903 se estrena en Nueva York el musical El Mago de Oz, recién llegado desde Chicago. Presentado como un espectáculo familiar, de fácil consumo, llega a representarse hasta 293 veces en Broadway en los dos años siguientes.

Los productores de la época descubren un filón que no podían dejar pasar. Así surge la idea de Babes in Toyland, una opereta para la cual se contó con el ya afamado compositor Victor Herbert. El libretista Glen McDonough planteó una extravaganza musical con ambientación navideña.

Quizá os preguntéis lo mismo que yo, ¿qué es eso de una extravaganza?

Hufflepuffle

by andresparada 0 Comments

Hufflepuffle es el inventor que todos tenemos en la cabeza. Sí, ese señor mayor, con gafas y pelo desaliñado, amable, de mirada perdida y despistado como solo puede serlo un personaje de cuento

Hace no mucho Hufflepuffle terminó muy orgulloso su último invento. Estaba contentísimo porque llevaba ya un par de días comiendo poco y a deshoras, así que no tardó ni un instante en probar la prodigiosa máquina. Esta última parecía más bien una varita de mago, aunque metálica y con unas cuantas luces aquí y allá.

—Vaya, ¡tengo un hambre que me comería una sartén!

No encontró ninguna a mano, pero el viejo brasero que había bajo su mesa se le antojó bastante adecuado. Apuntó su invento hacia el aparato y… ¡PUF!, en un instante se convirtió en un brasero de chocolate, cable incluido.

1914 – Noche de Paz

by andresparada 0 Comments

Donde las palabras fallan, la música habla

Hans Christian Andersen

Hoy, día de Nochebuena, hablemos de música y guerra. En concreto de un acontecimiento que se produjo hace 105 años, durante la Primera Guerra Mundial.

Es bien sabido el poder que tiene la música sobre nuestras emociones y estados de ánimo, las empresas de publicidad son muy conscientes de ello. En el mundo militar la música se ha utilizado de forma intensiva para enardecer o incitar a la soldadesca y a la población en general.

Pero este poder de la música sobre las emociones no es un camino de un solo sentido. En la Nochebuena de 1914, en el frente de Ypres (Bélgica) la música se convirtió en la voz colectiva de un grupo de seres humanos que no deseaban matarse entre sí.