Mini Mundo Oboe - Música, oboe, educación y otras cosas sin importancia

En el Museo Íbero

Hace unos días se celebró en el Museo Íbero de Jaén el III Encuentro de Educación, organizado por la asociación Hilos para Educar. Mi compañero Javier Linares y yo tuvimos el placer de realizar un taller de música relacionado con la temática del propio museo.

La razón de ser de este artículo es esta pequeña canción. En estos días me la han pedido un par de profes, así que he decidido dejarla por aquí por si a alguien más le interesa, así no se nos pierde. Durante el taller de los mayores le dimos un “sabor” ligeramente distinto, ya que estábamos trabajando en pentatónico. En el taller para peques sí que hicimos esta versión. La sugerencia de una profe de incluir en la segunda vuelta a las íberas nos pareció estupenda, y así quedó la cosa:

 

 

 

¿Cómo aprendimos la canción?

La música sigue un patrón rítmico y melódico muy común, por lo que resulta bastante pegadiza. Tanto para mayores como para peques preparamos una marcha (la de los mayores ordenada en diferentes filas, heredadas de las notas de la escala pentatónica) En ella nuestras íberas e íberos se dirigían hacia el museo para encontrar a los personajes que allí residen. Acompañamos la marcha por la melodía de la canción (lo hicimos con piano y con oboe, pero se puede hacer tarareando o con cualquier instrumento), y por el camino tuvimos algunos incidentes que nos obligaban a parar y a reanudar la marcha/canción. En el grupo de niñas y niños, además, introdujimos un acompañamiento rítmico con el ritmo de anapesto:

Acompañamiento que, además de ser recitado, acompañamos con percusión corporal.

Durante el camino nos entró bastante sed y tuvimos que parar en un pozo a sacar agua, ¡menos mal que llevábamos nuestras cuerdas!, atamos un cubo en ellas y tiramos con fuerza de las mismas diciendo (¡ti – ra!…)

Mientras decíamos eso, Javi comenzó a tocar a la vez la melodía de la canción, ¡magia, sin quererlo estábamos en la polifonía! Por cierto, casi todo el mundo utilizaba sólo una mano como guía, así que volvimos a sacar agua, esta vez con la otra.

¡Qué cansancio, tanto trabajo! Decidimos sentarnos en corro para beber tranquilamente nuestro preciado líquido. Y de paso, pues aprendimos la letra de la canción. Para cada frase pedimos un gesto que nos ayudase a memorizarla, y las trabajamos una a una, añadiendo siempre cada nueva frase a las ya conocidas.

Por supuesto, unos podíamos quedar tirando de los cubos y otros podíamos marchar, así que hicimos la canción a dos voces, alternando luego los papeles.

 

El toque maestro

A Javi se le ocurrió una divertida idea para añadir un último ritmo. Habíamos sido hábiles y organizados marchando, encontrando agua con facilidad, pero una vez dentro del museo nos sentiríamos bastante perdidos. De hecho no somos capaces de encontrar a ningún personaje de los que hemos venido a buscar. Pensamos “por allí”, y damos tres pasos en esa dirección, “por allá”, tres en otra…, cada cual señala hacia donde le parece bien en cada momento, aunque seguimos todas y todos el mismo ritmo:

Claro está, en lugar de decir “por allí” o “por allá”, pues hacemos un gesto de asombro aspirando (¡ah! ¡chss! ¡chss! ¡chss!)

 

…y se hizo la música

Con todos los elementos presentados llegamos al momento más especial: hacer música con nuestras amigas y amigos. Cantamos la canción en canon. En su momento la pensamos en 4 secciones, la primera y la última con la melodía de la canción (la primera sin letra y la última con letra) La cosa quedó así:

  1. Cantamos la canción sin letra, tarareando + percusión corporal (“Í – be – ros”)
  2. Momento para sacar agua, cantamos “ti – ra
  3. Momento para perdernos, cantamos “¡ah! ¡chss! ¡chss! ¡chss!
  4. Cantamos la canción con letra

Pensado de esta forma, el canon no queda sin melodía en ningún momento (1 y 4), lo hagamos a tres o a cuatro voces.

1 – 2 – 3 – 4

     1 – 2 – 3 – 4

          1 – 2 – 3 – 4

               1 – 2 – 3 – 4

Al final de la entrada adjunto la partitura del canon, en la que incluyo una sección al comienzo con el recitado “¡Í – be – ros!”. En el encuentro, para que todo fluyese, preferimos integrarlo como percusión corporal junto a la melodía de la canción.

 

et Voilà!

Hasta aquí todo lo que tuvo que ver con la cancioncita. En el taller de niñas y niños supuso una buena parte del mismo, mientras que en el de adultos fue un pequeño divertimento.

Parte esencial o divertimento, este pequeño fragmento de clase es un bonito ejemplo de lo que aporta la música al mundo de la educación. Es mucho, muchísimo: pensad en las inteligencias de Gardner, en Goleman y su inteligencia emocional, en todo lo que queremos transmitir y potenciar en la escuela y en casa. Con esta canción hemos trabajado:

  • El lenguaje, a través del texto y de los gestos que buscamos para cada una de las frases
  • La memoria, para recordar la letra y los diferentes movimientos utilizados
  • El dominio del espacio y la capacidad de mover nuestro cuerpo por el mismo, en las marchas y acciones
  • La lateralidad, en la percusión corporal y cuando “hemos sacado agua del pozo”
  • La relación con mis compañeras y compañeros, al hacer filas, corros, decidir gestos, sentimiento de comunidad al cantar en grupo…
  • Números; curioso, pero hemos trabajado células musicales y palabras repetidas un número determinado de veces, hemos tenido que dar tres pasos tras una respiración…
  • Empatía, felicidad, calma, evadirnos de nuestros problemas del día a día, capacidad de emocionarnos, …, sensaciones que se producen en nuestro cerebro cuando hacemos música

¡Seguro que se os ocurren muchas más cosas! Esto con una pequeña canción infantil, imaginad qué se puede lograr en el día a día de la clase de música. No hace falta añadir mucho más, ¿verdad?

No dejéis pasar la oportunidad de conocer este espectacular museo, y si vamos con una actividad y una canción en la mochila, pues ¡mejor que mejor!

 

Aquí la partitura con acordes en PDF:

losIberosDeJaen

Y aquí la partitura del canon también en PDF:

losIberosDeJaen_canon

Web Asociación “Hilos para educar”

Hilos para Educar

Museo Íbero de Jaén

http://juntadeandalucia.es/organismos/cultura/areas/museos/ibero.html

 

Leave a reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>