Mini Mundo Oboe - Música, oboe, educación y otras cosas sin importancia

Be water my ¡Silent Night!

by andresparada 0 Comments

Sí, hoy me ha venido a la memoria cierto anuncio que popularizó la frase de Bruce Lee.Y es que no hay nada más bonito que ver pasar un poco de magia en el aula y tener la suerte de no dejarla escapar.
Un alumno y su hermanita pequeña me han regalado un mini-arbolito de navidad luminoso, para decorar la clase. Ha sido un detalle muy bonito y lo hemos puesto encima del equipo de música para que nos acompañe.

ledTree
El caso es que la siguiente clase era para compañeras y compañeros de 12 años. Tenía preparada una sesión sobre el balanceo, la variación y la transposición. He dejado a los dos alumnos preparando sus instrumentos mientras iba a hacer unas copias y al volver a entrar en clase me he encontrado con algo precioso: habían apagado la luz y encendido el árbol, y estaban en absoluto silencio.
Luces apagadas, el árbol luminoso cambiando de colores y silencio; el ambiente me ha parecido tan bonito que me he dirigido al piano y he comenzado a tocar ‘Noche de paz’. He invitado a los alumnos a balancearse libremente mientras escuchaban la música. Después de cantarla con una m, hemos descubierto las notas de la melodía, y la hemos trasladado a varios tonos, siempre cantando primero con la m y luego descubriendo las notas correspondientes.
Después hemos tocado el villancico con los instrumentos (los alumnos se han balanceado mientras lo tocaban, ¡qué bonito!) y hemos hecho un trabajo de fraseo. Uno de ellos movía el árbol luminoso de un lado al otro del espacio, expresando las frases, mientras el compañero tocaba la melodía. Tras hacer sugerencias para trabajar el fraseo en casa hemos encendido la luz (¡sí, estaba apagada todo el rato!) y hemos continuado la clase con otras actividades que ellos traían. Por supuesto el material original que había preparado para esta clase quedará en el cajón, y continuaré trabajando todo lo que había previsto sobre el villancico.
Han sido unos 25 minutos de clase creados en el instante, una pequeña improvisación en el buen sentido de la palabra, pues el objetivo de la sesión no ha cambiado y el trabajo en todo momento tenía un fin. Incluso si hubiésemos cambiado los objetivos de la sesión en el momento escogiendo otros pertenecientes a nuestro plan general, para mí hubiera sido totalmente justificado.
Seguro que a todas y a todos os ha ocurrido algo parecido alguna vez, o muchas, o siempre. En mi caso llevo algunos años buscando de forma consciente este tipo de situaciones, y cada vez me resulta más fácil encontrarme con ellas. No las desaprovechéis, estaréis jugando con la motivación del alumnado y con las emociones de ese momento concreto.

Leave a reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>