Mini Mundo Oboe - Música, oboe, educación y otras cosas sin importancia

El cangrejo que caminaba hacia atrás

by andresparada 0 Comments

El cangrejo Peco no sabía andar hacia delante. Por más que lo intentaba no lo conseguía, y eso era un verdadero problema para él.
Pero, ¿cómo?, ¿los cangrejos no caminan hacia atrás?¡Vaya tontería de cuento!, estarás pensando. Es que este cuento ocurrió hace mucho, mucho tiempo, en una época en la que todo era muy distinto…
Todos los cangrejos caminaban hacia delante. Si bien cuando eran bebés tenían una fase de maduración en la que lo hacían hacia atrás, todos terminaban aprendiendo la forma correcta. Por eso los papás de Peco estaban tan preocupados, su pequeño cangrejo se había negado desde bebé a probar siquiera a caminar hacia delante, y ahora que había crecido no lograba hacer más de dos pasos en la dirección correcta por más que lo intentaba.
Y vaya si lo intentaba. Peco dedicaba un buen rato todas las tardes a practicar con Mina, su mejor amiga. Ella le daba pequeños empujones en la dirección adecuada, pero parecía que las patas de Peco se negaban a avanzar en contra de su naturaleza. Visualizaba cada paso, como le había enseñado la doctora: “una pata, otra,…”, pero a la hora de la verdad… ¡nada!
– ¿Y por qué no puedo caminar hacia atrás y ya está?, decía Peco, a lo cual mamá y papá no sabían qué responder. Todo el mundo les decía que lo correcto era hacerlo como los demás.
Mina sufría cada día viendo cómo su amigo se esforzaba tanto y cómo lograba avanzar tan poco. Fue una intensa tarde de práctica, volviendo a casa, cuando a ella se le ocurrió una idea algo alocada. Cuando se la contó a Peco ambos rieron con ganas y volvieron a sus hogares con una gran sonrisa. Pero llegó la noche, y Peco no paraba de darle vueltas a la idea, ¿y si…?
– Mina, tu idea funcionaría
– Jajaja, ¿estás loco? fue una locura graciosa, pero ya está
Peco miró a su amiga muy serio, y ella comprendió que la decisión estaba tomada. Mina era muy hábil dibujando, quería dedicarse a la pintura de mayor. Así que no le costó nada pincelar unos ojos en el dorso de su querido amigo. Era costumbre entonces que los cangrejos adornasen sus caparazones, así que no extrañó nada la pequeña estrella de mar con la que Peco tapó sus verdaderos ojos.
Desde ese momento, nuestro protagonista caminó hacia atrás como si tal cosa y nadie notó nada, tal era su soltura. Sólo su amiga Mina sabía el secreto y por eso no se sorprendió tanto como el resto de congéneres cuando Peco se apuntó a las olimpiadas cangrejas. Se sabía que el pequeño cangrejo ya había aprendido a caminar hacia delante, pero de ahí a competir en carreras y saltos…
Imaginad la cara de todos los asistentes cuando vieron a Peco ganar con una facilidad pasmosa todas y cada una de las pruebas en las que participó. Nadie se podía explicar aquella progresión en tan poco tiempo. Los periódicos y las televisiones consultaban a especialistas y unas y otros trataban de recrear el entrenamiento de Peco para convertirse en deportistas de élite. La doctora que enseñó a nuestro cangrejo a visualizar sus movimientos escribió tres libros y pudo retirarse a una isla tropical el resto de su vida. Mientras tanto, Peco continuó compitiendo por todo el mundo y ganando trofeos allá donde fuera.
Llegó a ser tan famoso que un día tomó una importante decisión: por fin podía abrir al mundo su secreto. En rueda de prensa, junto a su querida Mina, que había seguido pintando sus ojos día tras día desde aquella primera vez, confesó que siempre había caminado hacia atrás.
¿Cómo iba a decirle nadie a este campeón que era mucho mejor caminar hacia delante? Desde ese mismo día los jóvenes cangrejos comenzaron a imitar a Peco y descubrieron que hacia atrás todo era mucho más fácil. A los mayores les costó bastante más, pero finalmente tuvieron que rendirse ante la evidencia.
A los pocos meses de la noticia la mayoría de cangrejos caminaban hacia atrás y, lo más importante, nadie se atrevió a calificar como “correcta” ninguna forma de caminar, por estrafalaria que pudiera parecer.
Ya lo sabes, esta es la razón por la que todos los cangrejos hoy caminan hacia atrás.

Leave a reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>