Mini Mundo Oboe - Música, oboe, educación y otras cosas sin importancia

Classic of The Week – Semana 27

Godere e Tacere (Madrigal) – Strozzi

«Yo me lo guiso y yo me lo como», es lo que debía pensar Bárbara Strozzi cuando componía arias, cantatas y arietas día tras día. Aunque escribía algunas melodías para otras voces, la mayoría eran para soprano, y ella misma era quien las cantaba. Por las referencias que nos han llegado, fue una virtuosa del canto. Pero no nos quedemos ahí, porque Bárbara tuvo una vida mucho más interesante que eso.

Leer Más…

Classic of The Week – Semana 25

Danza Húngara nº 5 – Brahms…

… o más bien Béla Kéler. Sí, no le deis más vueltas a esos puntos suspensivos, la palabra plagio asoma en este Classic lo miremos por donde lo miremos. Seguro que Brahms no lo tenía planeado, no seré yo el que dude de uno de los más grandes compositores de la historia. ¿Qué pasó entonces?

Leer Más…

Classic of The Week – Semana 24

Fantasía en La M (TWV 40: 2) – Telemann

¿Qué pasa cuando hay una pieza para otro instrumento que te encantaría tocar? Pues que la tocas, claro, y la disfrutas como nadie, ¿verdad? Ya lo de tocarla en concierto puede que hiriese la sensibilidad de los ‘instrumentistas’ poseedores de dicha música. Bueno, en realidad sería poca gente la que opinase así, al menos no a nuestros niveles.

Esto de escoger repertorio ‘robado’ es uno de los grandes placeres que nos podemos permitir los músicos cada día, ¿por qué limitarnos sólo a lo que fue ideado para nosotros? En el barroco lo tenían claro: el componer una pieza para un instrumento no era igual a firmar un contrato de exclusividad, el caso era poder tocar y escuchar la música.

Leer Más…

Classic of The Week – Semana 23

Concerto per oboe/fagotto in La minore – Vivaldi

Aquí va un classic curioso, porque son dos en uno. El concierto para oboe RV 463 y el concierto para fagot RV 500 comparten la misma partitura orquestal, lo único que cambian son los solos de los respectivos instrumentos.

Vaya vaya con Vivaldi, así que reutilizando música. No creo que nadie le tirase de las orejas, ya que era una práctica habitual en su época. Los compositores eran asalariados y tenían que cumplir con los encargos que sus patrones les hacían, llegando a un volumen de composiciones enorme.

Leer Más…