Sí, hoy me ha venido a la memoria cierto anuncio que popularizó la frase de Bruce Lee.Y es que no hay nada más bonito que ver pasar un poco de magia en el aula y tener la suerte de no dejarla escapar.
Un alumno y su hermanita pequeña me han regalado un mini-arbolito de navidad luminoso, para decorar la clase. Ha sido un detalle muy bonito y lo hemos puesto encima del equipo de música para que nos acompañe.

ledTree
El caso es que la siguiente clase era para compañeras y compañeros de 12 años. Tenía preparada una sesión sobre el balanceo, la variación y la transposición. He dejado a los dos alumnos preparando sus instrumentos mientras iba a hacer unas copias y al volver a entrar en clase me he encontrado con algo precioso: habían apagado la luz y encendido el árbol, y estaban en absoluto silencio.
Luces apagadas, el árbol luminoso cambiando de colores y silencio; el ambiente me ha parecido tan bonito que me he dirigido al piano y he comenzado Leer más…