Mini Mundo Oboe - Música, oboe, educación y otras cosas sin importancia

El Consejo

by andresparada 0 Comments

Hubo una vez…

un consejo de tres sabios que todo lo sabían. La gente iba y venía desde todos los lugares del mundo con sus problemas, esperando que uno de los sabios tuviera la amabilidad de resolverlos.

Un día una niña muy pequeña se acercó a uno de estos sabios.

–¿Qué quieres preguntar, pequeña? –dijo el sabio, casi molesto por tener que malgastar una pizca de su tiempo en responder una pregunta infantil.

–¿Dónde se guarda el cariño?

El sabio quedó serio y pensativo un buen rato, tras el cual sólo tuvo una respuesta

–no lo sé, niña

Los otros dos sabios miraron muy mal a su compañero, e inmediatamente decidieron expulsarlo del consejo, ¡no saber una pregunta, y de una niña…!

Hubo una vez… Leer más…

47 Conferencia Internacional de la IDRS – Cara “B”

Hace unos días, un grupo de oboístas y fagotistas del Conservatorio Profesional de Música de Jaén dimos por terminadas nuestras vacaciones para poder participar, vivir y disfrutar de la 47 Conferencia Internacional de la IDRS (la asociación internacional de oboístas y fagotistas), ¡y vaya si lo hicimos! Pudimos ver conciertos fabulosos, asistir a ponencias, visitar expositores con novedades muy interesantes, reencontrarnos con viejos compañeros y compañeras y hacer nuevas amistades.

Todo ello es lo que esperábamos encontrar. Sin embargo, en este artículo me gustaría dejar para el recuerdo algunos detalles que quizá no han sido tan evidentes, los podemos catalogar como Cara “B”: cosas que me han sorprendido, me han agradado, o me han hecho pensar. Son 6 detalles que comparto con todo el mundo, pero especialmente con el alumnado del Conservatorio. Desde aquí invito a todas y todos ellos a escribir en sus respectivos blogs sus caras “B”.

¡Vamos a ello!

  1. Para comenzar, destacar que los dos profesores de fagot del Conservatorio de Jaén han participado como intérpretes en los multitudinarios conciertos del auditorio Manuel de Falla, y ambos con actuaciones sobresalientes, Leer más…

El Muro

by andresparada 0 Comments

El muro era imponente, colosal. Más de 1000 soldados lo protegían día y noche. Un gesto sospechoso, una mirada un segundo más larga de lo esperado y tus problemas no habrían hecho más que comenzar. Los gigantescos portones de entrada eran de hierro, tan gruesos y pesados que hacían falta 20 bueyes para abrirlos y cerrarlos mediante un sofisticado sistema de poleas.

Sus constructores lo habían tenido claro desde el principio: nadie podría entrar en aquella ciudad sin una verdadera demostración de ser merecedor de tal privilegio. Quien tuviera los arrestos necesarios como para querer acceder allí adentro, tendría que superar siete abrumadoras pruebas. A saber:
Leer más…

En el Museo Íbero

Hace unos días se celebró en el Museo Íbero de Jaén el III Encuentro de Educación, organizado por la asociación Hilos para Educar. Mi compañero Javier Linares y yo tuvimos el placer de realizar un taller de música relacionado con la temática del propio museo.

La razón de ser de este artículo es esta pequeña canción. En estos días me la han pedido un par de profes, así que he decidido dejarla por aquí por si a alguien más le interesa, así no se nos pierde. Durante el taller de los mayores le dimos un “sabor” ligeramente distinto, ya que estábamos trabajando en pentatónico. En el taller para peques sí que hicimos esta versión. La sugerencia de una profe de incluir en la segunda vuelta a las íberas nos pareció estupenda, y así quedó la cosa:

 

 

 

¿Cómo aprendimos la canción? Leer más…

Hikari Ōe

Ayer estuvimos jugando en clase, independientemente del nivel del alumnado, con esta bonita pieza del compositor japonés Hikari Ōe.

He conocido la historia de Hikari a través de un famoso hilo del tuitero @hombrerevenido. La verdad es que no la conocía en absoluto y me ha parecido preciosa.

Hikari nació en 1963 con una hidrocefalia severa. Los médicos dijeron a sus padres que podían operarlo, pero les aconsejaron dejarlo morir, pues en caso de superar la operación el niño sería poco más que un vegetal. El niño sobrevivió, aunque las secuelas fueron muy importantes: epilepsia, retraso en el desarrollo, discapacidad visual, y una coordinación física limitada.

Sus padres, pese a verse moralmente hundidos, siempre pusieron todo su corazón en Hikari. A los pocos años de edad, durante un paseo por la naturaleza, advirtieron que el niño reaccionaba ante el canto de un pájaro. Decidieron adquirir una buena colección de discos de trinos, con la que Hikari se entusiasma. Leer más…